domingo, 31 de julio de 2016

IBN MARWAN "al-Yilliqí" fundador de Badajoz


Ibn Marwan “al-Yiliqí” - fundador de Badajoz, Extremadura

Por Elisa Simon

En este artículo los quiero acercar a un personaje un tanto desconocido de la historia de al-Andalus, Ibn Marwan, el rebelde muladí, que fundó Badajoz allá por el siglo IX. Su nombre completo era abd ar-Rahman ibn Muhammad ibn Marwan ibn Yunus al-Yilliqí. Su familia de origen hispanogoda, procedía posiblemente del norte de Portugal y se instalaron en Mérida bajo el emirato omeya, ocupando su padre el puesto de wali o gobernador de la ciudad bajo el emir abd ar-Rahman II.


Badajoz, situada a poca distancia de Mérida, era una pequeña aldea llamada Batalius, donde parece ser había una población visigoda y una pequeña fortaleza abandonada. La aldea no tuvo gran desarrollo durante los primeros siglos de su historia, permaneciendo a la sombra de la poderosa y bella Emeritilia romana, Mérida.

Con la llegada del Islam, algunos habitantes de la Península mantuvieron su fe cristiana, pasando a ser mozárabes, mientras que otros abrazaron el Islam, llamados muladíes. Éstos últimos protagonizaron algunos alzamientos sonados contra los primeros emires Omeya.

Hacia mediados del siglo IX tuvo lugar una sublevación muladí en Mérida,
donde nuestro personaje, ibn Marwan, fue hecho prisionero y enviado como rehén a Córdoba. Allí permaneció alrededor de siete años, durante los cuales se ganó la confianza del emir, gracias a su discreción y otras habilidades. Se convirtió así en capitán de guardias reales. Este ascenso de su estatus social, le aportó muchas satisfacciones, pero también algunos enemigos, como el hayib Hashim ibn abd al-'Aziz. Según dicen, ocurrió un incidente entre ambos, delante del emir. El abuso de poder del hayib y la humillación que sufrió ibn Marwan provocó que éste decidiera abandonar Córdoba junto con unos cuantos fieles compañeros.

Hacia el año 874 estaba ibn Marwan con sus amigos cabalgando camino de Mérida, hasta que llegaron al castillo de Alange donde se atrincheraron. Este castillo inaccesible está situado sobre un cerro rocoso junto al río Matachel y a orilla del embalse de Alange.


Por aquel entonces el emir omeya era Muhammad I, éste ordenó enviar un ejército hasta la zona para reducir al rebelde. Sitiaron el castillo durante tres meses hasta que los insurrectos debieron capitular. Ibn Marwan pidió retirarse a vivir a la zona cercana a la aldea de Batalius, eligió un enclave frente al cerro de la Muela, sin embargo el emir sólo autorizó que se estableciera sobre el mencionado cerro. Este promontorio, por su situación estratégica, cumplía las condiciones óptimas de defensa natural sumado a las fecundas tierras de la vega del río Guadiana. Los cronistas hablan de tierras de labranza, ganadería y pesca. En este momento se sitúa el origen de la ciudad de Badajoz.

Ibn Hayyan: “abd ar-Rahman, hijo de Marwan, conocido por el Gallego fue quien hizo nacer esta ciudad, y fue el primero que construyó en ella en la hégira 261 … (874 de la era cristiana)”

Sobre el cerro de la Muela, Ibn Marwan mandó construir una mezquita, una nueva fortaleza y una muralla, sobre algunas edificaciones ya existentes. La fortaleza estaba situada en la parte más elevada y septentrional rodeado por el Guadiana y el Rivillas. Al mismo tiempo, el muladí se las ideaba para combatir a los emires, realizando razzias en los dominios emirales y expandiendo su territorio poco a poco. En el verano del año 876 se libró una batalla crucial, la de Montsalud.

En la sierra de Montsalud se encontraba la fortaleza del mismo nombre, donde ibn Marwan se refugió en más de una ocasión. Esta situada en el camino entre Badajoz, Mérida y Beja, en una zona escarpada él conocía muy bien, siendo un baluarte estratégico clave en la zona.

El emir Muhammad I, no podía permitir este comportamiento y envió un ejército al mando de su hijo al-Mundir y el visir Hashim, aquel que lo había humillado en Córdoba. Ibn Marwan tenía informadores en la capital del emirato y fue avisado con antelación de la llegada de este ejército. Como aún no se habían terminado los trabajos de construcción de la nueva fortaleza y la muralla, decidió salir de Badajoz. Pidió ayuda al leonés Alfonso III y también a otro rebelde Sa'dun, que controlaba el territorio del Algarve.
En un momento dado, la columna del ejército al mando del visir Hashim marchó hacia la fortaleza de Montsalud, accediendo por aquella zona escarpada de la sierra y cayó en una emboscada. Ibn Marwan que conocía bien el terreno, casi no tuvo que combatir, sino tomar prisioneros y hacerse con el botín. Entre aquellos prisioneros se hallaba el propio visir Hashim. El muladí aprovechó la ocasión para vengarse de su enemigo. En lugar de maltratarlo o ejecutarlo, se lo envió como prisionero al rey leonés Alfonso III, éste pidió un rescate gigantesco, tanto que el visir Hashim permaneció recluido en aquella corte durante casi dos años, hasta que pudo saldar el precio de su libertad.

La batalla de Montsalud fue una victoria muy sonada y supuso para ibn Marwan un reconocimiento e incremento de poder. No sólo la población de la zona acudió a Batalius en busca de protección, sino que aquel pequeño grupo de amigos y afines al muladí, se convirtió en un ejército bien pertrechado que seguían a su caudillo con fidelidad.

Ibn Hayyan: “… tenía fama de caudillo temible. Sus victorias eran muy celebradas; sus actos crueles le valieron gran reputación y respeto entre los emires sus rivales, que terminaron por colocarlo por encima de ellos ...”

 
Ibn Marwan regresó a Badajoz después de aquella victoria y prosiguió con la consolidación de la nueva ciudad, cuya población iba en aumento en detrimento de Mérida. A su prestigio se unió la expansión de su territorio. Realizó campañas de castigo contra los dominios emirales, se apoderó del castillo de Talyata (Tejada), Niebla, llegando hasta las inmediaciones de Sevilla, Faro, Monchique y demás territorios del Algarve.
El emir Muhammad I volvió a enviar un ejército, que sitió Badajoz. Intramuros se habían presentado algunos conflictos internos, por lo que ibn Marwan decidió poner tierra de por medio y marchó hacia León, en cuya corte estuvo viviendo durante ocho años, junto a su aliado Alfonso III.

Desde aquella corte cristiana, planeó su regreso a Badajoz. Organizó una estrategia atacando, junto con el rey de León, una serie de fortalezas en el territorio de Badajoz y Mérida.
Una vez más el emir envió tropas a Badajoz, nuevamente fue sitiada e ibn Marwan otra vez, huyó y se refugió en fortalezas de la zona. Finalmente hacia el año 884 decidió firmar un tratado de paz con los emires cordobeses con amplias ventajas para los habitantes de Badajoz, tales como eximir a sus habitantes del pago de tributros.

Ibn Marwan regresó a Badajoz. Dos años después falleció Muhammad I y con su hijo, al-Mundhir, firmaron un nuevo tratado con más ventajas aún para la gente de Badajoz. La ciudad ya estaba fortificada, cuando al-Mundhir murió y su sucesor abd Allah, le otorgó autoridad total sobre el territorio de Badajoz a cambio de fidelidad. Así se selló ese pacto. 

 
Ibn Marwan protegió a los mozárabes de la zona rural y de Mérida, ciudad que había quedado casi indefensa, después de tantos asedios. Intramuros de Batalius convivían mozárabes, según los expertos había al menos un templo mozárabe, donde hoy se alza la Iglesia de San Juan Bautista. Está documentado también la presencia de un obispado procedente de Mérida hacia 852. La población musulmana la componían muladíes y beréberes. No encontré documentación acerca de la población judía en tiempos de ibn Marwan, eso no quiere decir que no la hubiera. Sin embargo, es a partir del siglo XI cuando sí se puede documentar presencia judía en la ciudad.

Ibn Marwan murió antes del año 912, siendo su sucesor su hijo Zaid y su nieto abd Allah, hasta que finalmente el territorio fue absorbido por abd ar-Rahman III estableciendo el califato en 929 … pero esa es ya otra historia … 

 

BIBLIOGRAFIA:

- “Historia del Reino de Badajoz durante la dominación musulmana” por Matías Ramón Martínez y Martínez. Diputación de Badajoz 2005
- revista Sharia nº74 2015 “Judíos en Badajoz” por Guillermo S.Kurtz Schäfer
- Historia de España Menéndez Pidal tomo IV conquista, emirato y califato. Ed. Espasa-Calpe

IMAGEN DE INTERNET:

- castillo de Alange. Www.absolutbadajoz.com






No hay comentarios:

Publicar un comentario