domingo, 31 de mayo de 2015

PALACIO DE LOS LEONES DE LA ALHAMBRA

Palacio de los leones de la Alhambra

Por Elisa Simon

Cuando visiten este palacio les aconsejo tiempo, para poder fijar la vista en los detalles, en la belleza de los momentos del día con sus sombras que parecen dibujar un ambiente íntimo. Intenten abstraerse de los demás visitantes y agudicen el oído para seguir el suave rumor del agua de los surtidores. Es uno de los lugares más maravillosos del mundo, si pensamos no sólo en quien los habitó sino en su fisionomía y decoración. La cerámica, la madera, el yeso, el mármol, el ladrillo fueron empleados por expertos artesanos nazaríes con la intención de dejar plasmado para la eternidad la belleza de un arte y una manera de vivir.



El palacio de los leones también recibe el nombre de Palacio de al-riyad o jardín feliz, construido junto al palacio de Comares bajo el emir Muhammad V. Este hermoso palacio supone el máximo esplendor del reino nazarí y su arte.
El emir Muhammad V lo mandó construir cuando recuperó el trono en 1362. Su hermano se lo había arrebatado, por lo que el emir tuvo que exiliarse. Marchó finalmente a Fez desde donde organizó su retorno, para ello obtuvo el apoyo del rey castellano Pedro I.

El palacio se articula entorno a un patio rectangular de crucero, con una fuente central y recorrido por un bello pórtico con esbeltas columnas de mármol y capiteles nazaríes que sostienen arcos de tipo peraltado y de mocárabes. Dos canales dividen el patio en cuatro partes llevando así el agua hasta los pequeños surtidores de las salas adyacentes. Este tipo de patio o jardín de crucero es habitual en los palacios andalusíes y representan el Paraíso con sus cuatro ríos que llevan leche, vino, miel y agua.




En sus lados menores sobresalen dos pabellones cuadrados coronados por hermosas cúpulas de madera sostenidas por mocárabes. El emir se situaba bajo ellos según la hora del día. Detrás de estos pabellones, se encuentran dos salas alargadas, que servían de recepción, una llamada de los mocárabes y la otra situada justo en frente, la sala de los reyes. Esta sala de los reyes estaba en restauración cuando visitamos Granada en Enero.




Desde los lados mayores de este patio se accedía a las dos viviendas principales donde residía la familia del emir. A un lado se encuentra la llamada sala de los Abencerrajes y frente a ella se sitúa la sala de las Dos Hermanas. Cada una contaba con pequeñas salas laterales y una letrina.

El eje de este palacio es la fuente central del patio, la fuente de los leones. Es una hermosa obra realizada en mármol de Macael por al menos cuatro maestros alarifes que eligieron en las canteras las piezas para tallar los leones. Esta fuente tiene un valor histórico y simbólico. Se trata de una enorme taza sostenida por doce leones situados de espalda a ella. Si nos fijamos con detalle, cada león es diferente, presten atención a las vetas del mármol y el pelaje de los leones. Ellos son guardianes y guerreros que muestran sus fauces, están en actitud alerta, con las orejas levantadas y las colas plegadas. De esta manera protegen al emir Muhammad V. En la caligrafía del filo de la taza quedó grabado un poema de Ibn Zamrak donde alude a la construcción de dicha fuente y su sentido simbólico.

¡Bendito quien dio al sultán Muhammad
estas moradas que por su belleza son gala de las mansiones!
Ejemplo es este jardín en que hay tantas maravillas
que el mismo Dios prohibió otro semejante;
y estas figuradas perlas de transparente claridad
que adornan los bordes con orla de aljófar;
la líquida plata que se desliza entre joyas,
también pura y blanca belleza;
la vista se confunde ante lo quieto y lo fluyente
y no se sabe si es el mármol o el agua lo que fluye.
¿Acaso no ves que el agua corre por los bordes
y luego se oculta por los sumideros?
Se asemeja al amante con los párpados rebosantes de lágrimas
que oculta por temor que le delaten.
¿No es agua de las nubes, en verdad,
que acequias traen sobre leones?
Es igual a los favores de la mano del Califa
que dispensa a los leones de la guerra.
Tú que estás mirando, verás que los leones están al acecho
y si no saltan es por respeto tuyo,
¡oh heredero de los que ayudaron al Profeta,
legado de grandeza que aligera las cargas,
sobre ti la paz y sean numerosos los días fastos
y sean amargos para tus enemigos!




La sala de los Abencerrajes es una de las viviendas de la familia emiral con fuente central y alcobas laterales. Al entrar la vista se concentra en su impresionante bóveda de mocárabe, con estrella central de ocho puntas y sostenida por ocho trompas de mocárabe también.



La sala de las Dos Hermanas, llamada así por las dos lozas de mármol que la pavimentan, también tiene una hermosa fuente central que se comunica con la de los leones. Su bóveda tiene una estrella central de ocho puntas que culmina en dieciséis capulines con sus respectivas ventanitas, que le da ingravidez a la bóveda.


En los muros de esta sala se encuentran los versos de Ibn Zambrak, que compuso y recitó con motivo de la circuncisión del hijo del emir Muhammad V.
En este palacio, está técnica alcanza su mayor apogeo. No todos los artesanos eran capaces de construir cúpulas de este tipo, porque era imprescindible el dominio de las matemáticas y de la geometría. De ahí que sólo los maestros alarifes se encargaban de decorar este magnífico palacio con mocárabe.

Se trata de un complejo sistema de ensamblaje de pequeñas piezas, cuya parte inferior queda visible mientras que la superior queda oculta en la estructura. La parte inferior recibe un corte preciso. Estas piezas se combinan entre sí y con la ayuda de un andamio de madera, el maestro alarife va formando una cúpula o bóveda tridimensional.

Por último, desde la sala de las Dos Hermanas se accede al mirador de Daraxa o dar al-Aisha, la casa de Aisha, en su día debió tener unas magníficas vistas desde sus ventanales. Se trata de un espacio pequeño y acogedor, con bellos arcos de mocárabes, y los muros repletos de yesería con epigrafía y motivos vegetales. 
BIBLIOGRAFIA:

-  curso online “La Alhambra: historia, arte y patrimonio” organizado por la Universidad de Granada y el Patronato de la Alhambra y Generalife
- pagina web del Patronato de la Alhambra y Generalife – conocer la Alhambra
   mocárabes versus muqarnas de Gaspar Aranda Pastor  
- cervantesvirtual.com – Literatura hispanoárabe de María Jesús Rubiera Mata
- Historia de España de Menéndez Pidal tomo VIII – 4 reino nazarí




2 comentarios:

  1. Muy bonito todo. Se nota que está hecho con mucho cariño. Me han faltado los pies de foto. Gracias.

    ResponderEliminar