miércoles, 29 de agosto de 2012

Mezquita de las Banderas


MEZQUITA DE LAS BANDERAS

Por Elisa Simon

En esta ocasión les quiero contar acerca de la primera mezquita construida en la Península. Está situada en la ciudad gaditana de Algeciras, entre el hermoso jardín que pertenece al Hotel Reina Cristina. Se trata de un establecimiento de principios de siglo, donde se alojaron personalidades tales como Orson Wells. Las fotos que acompañan el texto, las hemos tomado el año pasado durante uno de nuestros paseos.

No es casualidad que la primera mezquita de al-Andalus se haya construido en Algeciras. Se trata de la ciudad portuaria por excelencia de la Península, enclave estratégico militar,  comercial y cultural. Junto al peñón de Gibraltar frente al estrecho que une dos mares, dos continentes, dos mundos.
Para empezar vamos a repasar un poquito la historia. La entrada del Islam en la Península  formó parte de la expansión del Imperio islámico. Hay que tener en cuenta la rapidez con que se propagó. En menos de un siglo la nueva religión se extendió desde la Península Arábiga, a través de Persia, Mesopotamia, Siria, la costa africana mediterránea desde Egipto hasta el Magreb y un paso más conquistando las tierras de los visigodos en otoño del 711.

Por aquellos tiempos, el califa era el líder o cabeza, tanto política como espiritual de la comunidad del Islam. El califa vivía en la hermosa ciudad de Damasco y pertenecía a la dinastía de los Omeya. Su nombre era al- Walid I. Cuando la difusión islámica había alcanzado ya el norte de África, llamada Ifriqiya, el califa al-Walid I, nombró como gobernador de esta zona al estratega militar Musa b. Nusayr. Éste organizó un potente ejército compuesto en su mayor parte por los bereberes recién convertidos al Islam. El punto de Ifriqiya más cercano a la Península era y es la plaza de Tánger. Allí apostó como gobernador a su hombre de confianza, el caudillo bereber  Tariq b. Ziyad. Siguiendo las órdenes de Musa, Tariq realizó la primera travesía del estrecho, llegando a una montaña que sus hombres nombraron “la montaña de Tariq”, en árabe Yabal al-Tariq, que derivó en el nombre de Gibraltar. Tariq venció a los visigodos en la batalla del Guadalete y comenzó la conquista de la Península. Mientras tanto, Musa organizó una gran flota cruzó el estrecho arribando a la ciudad de Algeciras. Nombre que procede de al-Yazeera al Jadra, que quiere decir “la Isla Verde”. Es en esta ciudad y en este punto de la historia, donde nos vamos a detener. Si bien  Musa b. Nusayr prosiguió el avance musulmán a través de la Península hasta reunirse con Tariq b. Ziyad en la ciudad de Toledo.
  
Al llegar Musa con su gran contingente a la ciudad de Algeciras estableció el campamento militar cerca del mar. Este ejército estaba compuesto por  dirigentes de los distintos yunds o tropas árabes, que pertenecían a importantes clanes y tribus orientales. Cada yund o contingente yemení, sirio, o de donde proviniera, llevaba un estandarte o bandera que identificaba su tribu u origen.
Entre las tareas de Musa b. Nusayr se encontraba la de fundar la primera mezquita en el nuevo territorio. Siguió así el ejemplo de otros conquistadores dentro de las fases de expansión del Islam. La importancia de fundar una mezquita radicaba no sólo en que servía para cumplir con los preceptos religiosos, sino también para reunir a la comunidad islámica con la intensión de fortalecer los lazos y legitimar el poder. Con idea de islamizar los territorios conquistados, acompañaron a Musa b. Nusayr, un grupo de los “Seguidores de los Compañeros del Profeta”.


Encontramos mención de la fundación de la primera mezquita de al-Andalus relatada por distintos geógrafos andalusíes, como Ibn Idari, al-Idrissi, al-Himyari o al-´Udri.  

Aparece también la mención en otras dos fuentes, que hablan de un tal Muhammad b. Muzayn. Cuenta este señor, que en el año 1078/79, cuando al-Radi, hijo del rey de Sevilla al-Mu´tamid, era gobernador de Algeciras:
“…encontré en una biblioteca de Sevilla un librito, obra de Muhammad b. Musá al-Razi, llamado “Libro de las banderas” en el que relata la entrada del emir Musá b. Nusayr y cuantas banderas entraron en la Península con él… y dice en él que Musa hizo con los suyos la travesía marítima… rumbo hacia Algeciras…en ella permaneció algunos días descansando y arreglándose, hasta que decidió poner en movimiento. Entonces hizo reunir a su alrededor a las banderas de los árabes… para consultarles acerca de cómo se había de llevar a efecto la expedición… dice que la reunión de esta noble asamblea se celebró en el lugar que hoy (sigloXI) ocupa la mezquita de las Banderas de Algeciras y que se llamó así porque se reunieron las banderas ese día, banderas que sirvieron a al-Razi para dar título a su obra. Añade también que Musa b. Nusayr no abandonó aquel sitio ni disolvió la asamblea hasta que ordenó marcar, acotar, demarcar, designar el lugar para emplazar allí una mezquita.”

 

El autor continúa su relato haciendo hincapié en la preocupación de Musa b. Nusayr en establecer de forma correcta la dirección del muro de la alquibla, es decir, el muro que debería ir orientado hacia la Meca. Musa insistía en emular a los fundadores de las mezquitas de al-Fustat (Egipto) y Qayrawan (Ifriqiya – hoy Túnez) en cuanto a la orientación del muro de la alquibla.
Así, Musa b. Nusayr ordenó que ésta fuera orientada hacia el sur – sureste, es decir, hacia el punto más elevado del sol en invierno, tal como la mezquita de Qayrawan. La relevancia de este dato radica en que casi todas las mezquitas de al-Andalus y del Magreb tienen esta misma orientación, que no coincide con los grados de orientación de la Meca.


La mezquita de las Banderas tenía unas dimensiones pequeñas, tal como se intuye en las fotos, según parece constaba de cinco naves y una galería cubierta. El alminar estaría exento.


Citas de los geógrafos y cronistas andalusíes:

Al-Idrisi, geógrafo del siglo XII:

 “…hay al lado de la puerta del mar una mezquita llamada de las Banderas. Se cuenta que allí fue donde se reunieron los estandartes de las tribus cuando celebraron consejo. Los musulmanes habían venido por Yabal al-Tariq…”



Al-Himyari, geógrafo del siglo XIV, ofrece una información algo confusa, si bien se puede deducir que la mezquita de las Banderas fue parcialmente incendiada durante la segunda oleada de ataques vikingos a al-Andalus. (859). Según los expertos, al analizar los datos de estos geógrafos se desprende que en realidad todos ellos hablan de la misma mezquita, pero confunden, su emplazamiento, el origen de su nombre. Sin embargo, es interesante que de todos ellos se pueden extraen datos.   


   
“….Hay una mezquita en Algeciras de hermosa construcción: comprende cinco naves y está provista de un amplio patio y de una galería en su lado norte; esta mezquita se encuentra en el centro de la ciudad, en la cima de una colina…al sudeste de Algeciras, en la ribera, hay una mezquita de tamaño medio llamada “Mezquita de las Banderas”: allí colocaron los normandos sus banderas cuando realizaron el  desembarco, y esta mezquita guarda su nombre en recuerdo de este suceso; posee una puerta, para cuyos batientes se utilizó la madera de los barcos normandos…”   



El mismo al-Himyari prosigue algo más adelante:

Algeciras fue la primera ciudad conquistada en al-Andalus, en los primeros tiempos del Islam, por atención de Musa b. Nusayr y por cuenta de los marwaníes (Omeyas); con él estaba Tariq b. ´abd Allah, a la cabeza de las tropas bereberes. No lejos de la puerta que se abre sobre el mar se encuentra la mezquita llamada “Mezquita de las Banderas”. Se dice que es allí donde los abanderados de las expediciones se reunían para celebrar consejo…”  

Según el mismo geógrafo nos cuenta:

“…al este de Algeciras se encuentra una mezquita que se dice fue edificada por uno de los Compañeros del Profeta: fue, se dice, la primera mezquita fundada en al-Andalus. El lugar donde se alza es conocido con el nombre de Qartayanna (Carteia). En época de sequía los habitantes de Algeciras van a esta mezquita para hacer rogativas…”



  BIBLIOGRAFIA:

-      Susana Calvo Capilla de la Universidad de Castilla-La Mancha. Al-Qantara XXVIII 1, Enero-Julio 2007 “Las primeras mezquitas de al-Andalus a través de las fuentes árabes”      
-      “El Cadiz Islámico a través de sus textos”. Juan Abellán Perez. Universidad de Cadiz 1996.
-      Ibn al-Kardabus. “Historia de al-Andalus” Edición de Felipe Maíllo. Ed. Akal bolsillo 1986.
-      Ibn Idari al Marrakusi. “Historia de al-Andalus”. Ediciones Aljaima 1999.
-      Historia de España vol. IV Menendez Pidal. Ed. Espasa Calpe

4 comentarios:

  1. Dicen que los que son de Algeciras son de la tierra de los "especiales" Mi padre y mi tío eran naturales de allí. Más que especiales eran como los que construyeron la mezquita de "las banderas" complicaos a la hora de hacer muchas cosas, que parecen fáciles para el resto, pero para ellos...no. Por otro lado en Córdoba cuentan los guías que uno de los motivos del porqué las mezquitas en Al Andalus no estén orientadas a la Meca es porque el califa "Abde III" se acordaba mucho de su tierra natal, y por nostalgia hizo orientar la mezquita como si estuviera orientada hacia la Meca desde su anterior hogar.
    ¿Lo del nombre de la mezquita "de banderas" tendrá relación con el nombre del patio del idem de los alcázares?
    Lo último es agradecerte de nuevo tu vasto conocimiento de nuestra tierra Al Andalus y por compartirlo con nosotros. ¡Besinhos!

    ResponderEliminar
  2. Me has hecho conocer algo que desconocía de una ciudad a la que le tengo mucho cariño, pues viví en ella toda mi infancia y adolescencia.
    Curiosos datos, ya tengo otra razón para volver.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por las informaciones, Elisa! :))
    Un beso desde Brasil!

    ResponderEliminar
  4. Buenas noches: ¿Dònde puedo encontrar un link con informaciòn sobre las banderas de Algeciras, desde la primera hasta la actual? Muchas gracias. Manuel Rosòn Buenos Aires - Argentina.-

    ResponderEliminar